Cómo lavar una corbata
4.3 (85%) 4 votos

Las corbatas son accesorios que complementan los trajes de estilo formal. Anteriormente eran más usadas por los hombres, pero en la actualidad las mujeres se han sumado y las usan en diferentes ocasiones. El caso con las corbatas es que, sin importar el material del que estén hechas, son muy delicadas y su proceso de limpieza también debe serlo. ¿Quieres saber cómo lavar una corbata en casa? Sigue los consejos que te dejamos, y para esos momentos de emergencia o manchas muy difíciles prueba el servicio de lavandería a domicilio de Washrocks, que dejará esa corbata como nueva en tiempo récord estés donde estés.

Cómo limpiar una corbata Washrocks

¿Se pueden lavar corbatas en lavadora?

No es recomendable lavar corbatas en la lavadora, porque la mayoría de los tejidos que las componen tienden a deformarse durante el ciclo de lavado. Sin embargo, algunas pueden responder mejor a este método siempre que sean lavadas con agua fría, un detergente neutro y un centrifugado muy suave. Si quieres tomar esta opción revisa en la etiqueta las instrucciones de lavado.

Entonces… ¿cómo se limpia una corbata en casa? Para lavar una corbata lo primero que debes saber es de qué tipo de fibra está compuesta. Si tu corbata es de poliéster o lycra sumérgela en un recipiente con agua templada, una cucharada de sal y jabón neutro. Es importante que no las frotes con fuerza ni exprimas, solo enjuágala y al finalizar aclara con agua fría y tiende en horizontal en un lugar con buena ventilación.

Si tu corbata es de algodón, mezcla agua con detergente neutro hasta que se forme espuma, sumerge y saca varias veces hasta que esté limpia, y retira el exceso de jabón con agua fría. Después tiéndela en horizontal.

Para lavar una corbata de lana, siempre debes evitar el agua caliente ya que podría encoger, desteñir o deformar el tejido. En un cubo, mezcla agua fría con jabón para ropa delicada, sin aromas ni aditivos, introduce la prenda y frota con mucha delicadeza. Pasados unos minutos enjuaga con agua fría para remover cualquier residuo y métela en otro recipiente que tenga un poco de agua y una cucharada pequeña de suavizante neutro. Esto evitará que los tejidos se apelmacen. Aclara nuevamente y tiende en horizontal en un sitio con buena ventilación donde no reciba sol directamente.

Consejos para limpiar corbatas de seda

Las corbatas más comunes por su brillo, elegancia y calidad son también las más delicadas: las corbatas de seda.

Para limpiar corbatas de seda primero asegúrate de que el tipo de seda pueda mojarse. Una vez cumplido este paso prepara un cubo o recipiente con agua fría y un poco de jabón neutro, sumerge durante unos minutos moviendo constantemente y luego aclara con abundante agua fría. Si la seda es salvaje o indica que no se puede mojar por tener combinación de fibras apuesta por un lavado al seco o con productos especiales. También puedes contactar a Washrocks para que busquen tus corbatas donde lo necesites, las dejen impecables y te las entreguen en tiempo récord donde sea más cómodo para ti.

Para limpiar corbatas de seda que se hayan manchado actúa con rapidez. Si se ha manchado con grasa de comida, limpia el exceso de alimento o producto que haya ocasionado la mancha, cubre la zona afectada con un poco de talco y deja reposar por al menos dos horas. Después limpia con agua fría y jabón neutro o jabón especial para seda.

Si la corbata se ha manchado con otro producto que no sea de base aceitosa, pulveriza un poco de agua con bicarbonato de sodio y presiona suavemente con una toalla limpia. Es importante presionar y no frotar ya que podría ocasionar daños en la fibra.

Trucos para el mantenimiento de las corbatas

  • Nunca laves o guardes las corbatas con el nudo hecho.
  • Luego del lavado y secado al aire libre, calienta la plancha a su máxima temperatura y pásala por arriba de la corbata sin que la toque. El vapor ayudará a acabar con cualquier bacteria y eliminará las arrugas.
  • Antes de guardar una corbata, remueve el alfiler.
  • Si no dispones de un corbatero, guinda tus corbatas en una percha, no las dobles en una gaveta porque se pueden partir los tejidos.

Con estos consejos sobre cómo lavar una corbata no solo disfrutarás de este accesorio limpio todos los días, sino que alargarás su vida útil por muchos años.

Haz tu pedido | Mi primer lavado | Promociones | Washrocks Empresas