La seda es un tipo de textil delicado, compuesto en su mayoría por proteínas. Su brillo natural, suavidad y fuerza la posicionan como una tela que representa el lujo y es resistente, aunque hay que tener especial cuidado al lavarla, ya que un error podría causar daños irreparables. Si te llama la atención este material, pero no te atreves a comprar una pieza, o prefieres no usar la prenda que tienes en el armario porque consideras que no sabrías limpiarla, sigue estos consejos sobre cómo lavar seda en casa. Y si no logramos convencerte, solicita el servicio de tintorería a domicilio de Washrocks, que en tiempo récord dejará cualquier artículo como nuevo. 

Cómo lavar corbatas de seda

Consejos para lavar prendas de seda en casa

La mayoría de las personas asegura que la mejor manera de lavar prendas de seda en casa es a mano. Sin embargo te daremos dos opciones para que escojas la que mejor se adapte a tu rutina.

Para lavar un artículo de seda a mano, llena un recipiente con agua fría y añade una cucharada de detergente o jabón neutro, mezcla muy bien y cuando esté diluido sumerge la pieza. Puedes dejarla en remojo por un máximo de 15 minutos agitándola de vez en cuando. Finaliza aclarando con abundante agua fría para remover el exceso de jabón, extiende sobre una toalla y presiona con suavidad para retirar el exceso de agua. Por último, cuelga en un sitio con buena ventilación.

Si vas a lavar prendas de seda en la lavadora, lo primero que debes hacer es revisar las instrucciones de lavado en la etiqueta. Una vez que estés completamente seguro de que puedes lavar el artículo a máquina, introdúcelo solo o con otras prendas delicadas que no sean pesadas. Comienza un ciclo de lavado delicado (puede ser el de la lana) con detergente neutro y sin suavizante. Cuando haya finalizado, tiende tu ropa en un sitio ventilado.

Para ambos casos, cuando ya tu prenda de seda se haya secado, dale la vuelta y plánchala a una temperatura que no sobrepase los 150 grados, sin pisar las costuras. Es importante plancharla, porque la seda se arruga con facilidad. También puedes usar una plancha de vapor en su mínima potencia.

Cómo lavar un vestido de seda

Si no sabes cómo lavar un vestido de seda, lo primero que debes responderte es ¿qué tipo de seda es? Si es seda salvaje, como la mayoría de vestidos de boda o fiestas formales, debes apostar por lavarlo en seco. Si es otro tipo de seda, mezcla un poco de agua fría con jabón neutro en una botella con rociador, pulveriza la mezcla en las zonas que se han ensuciado y limpia con ayuda de una toalla. Después tiéndelo en un sitio ventilado. 

Cómo lavar una corbata de seda

Las corbatas de seda, al igual que los pañuelos, suelen lavarse sumergiéndolos en agua fría con un poco de jabón. Sin embargo, es importante que determines su tipo de seda, ya que si es salvaje o de algodón y seda podrían requerir lavado al seco. Si no te animas con estas piezas delicadas, que además se manchan con facilidad, en Washrocks las buscamos donde nos indiques y te las devolvemos como nuevas.

Cosas que debes evitar al lavar la seda en casa

El lavado exitoso de una prenda de seda, o cualquier otro tipo de textil, no solo se basa en seguir una técnica sino también en conocer lo que debes evitar. En el caso de esta fibra, es importante que: 

  1. Nunca la seques en la secadora o con el secador de pelo directamente. 
  2. Si es una prenda de seda blanca, evita que se seque directamente al sol. Lo mejor es un lugar con buena ventilación. 
  3. Cuando la laves a mano, no restriegues con fuerza ni exprimas.
  4. No uses lejía para que el blanco de la seda sea más puro, es preferible recurrir a un servicio especializado. 
  5. No la laves a máquina con ciclos con centrifugado fuerte, porque una vez que la seda se rompe o estira es irreparable.

Esperamos que esta guía sobre cómo lavar la seda en casa te sirva. Comparte con tus amigos y cuéntanos qué tal tu experiencia.

Haz tu pedido | Mi primer lavado | Promociones | Washrocks Empresas